BioEspecie ::: Vida Sustentable ::: BioEspecie

Cómo construir un bebedero para abejas en tu jardín

Las abejas buscan polen, néctar, propóleo y agua. Crear un bebedero para abejas en tu jardín les ayudará a sostener la colmena y producir más miel.

Ambiente 08 de junio de 2022 MPB MPB
Cómo crear un bebedero casero para las abejas
Cómo crear un bebedero casero para las abejas.

Para las abejas el agua es vital, como para cualquier otro ser vivo. Pero, además, las colmenas necesitan agua para poder realizar sus proceso de producción de miel.

Las abejas forrajeras o pecoreras realizan un importante trabajo para la vida de la colmena y para asegurar su salud. 

Las pecoreras son las encargadas, entre otras cosas, de recoger el polen para que las crías se alimenten. El polen es rico en proteínas, una vez que las abejas lo recogen lo dejan en la colonia y siguen visitando flores. Una sola abeja puede recorrer más de 2 mil flores diarias en busca de polen, néctar y propoleo. 

Entre los elementos vitales que las abejas forrejeras salen a buscar se encuentra el agua

Una colonia de abejas precisa agua para realizar todas sus funciones: diluir la miel que se ha azucarado y endurecido, así la pueden consumir las crias, preservar la homeostasis de los fluidos corporales de las abejas adultas, humedecer el panal para evitar que las crías se desequen, producir secreciones glandulares, enfriar enfriar la colonia en días de calor.

Esta acción la realizan las abejas obreras, quienes tienen a su cargo además: la limpieza de las celdas de cría, producir cera y conservar la miel, controlar la entrada a la colonia, alimentar a las crías y retirar los muertos.

Crea-un-bebedero-para-abejas-y-aprende-de-la-importancia-de-estos-hermosos-animales-3

Para qué necesitan agua las abejas

Las abejas necesitan de tres elementos para poder vivir: polen, néctar, propóleo y agua.

Como cualquier ser vivo, las abejas necesitan el agua para calmar su sed, pero además las abejas recogen agua para su colmena, en lo que se denomina estómago de la miel. 

Las larvas de abejas precisan de mucha cantidad de agua para desarrollarse, también del néctar, el polen y la jalea real.

El agua sirve para refrigerar la colmena en días de mucho calor. Las abejas colocan una delgada membrana de agua en cada una de las celdas del panal y aletean para ayudar a que el resto de las abejas que habitan la colmena estén frescas y cómodas.

Además, las abejas usan el agua para diluir la miel cristalizada y espesa, para que las crías puedan comerla.

En meses de verano, cuando los calores son más intensos, las colmenas necesitan cerca de 1 litro de agua por día, una tarea árdua que requiere de muchas abejas forrajeras trabajando en ello.

Durante los meses de primavera esta tarea es menos agotadora para las pecoreras, porque pueden resolverla con el rocío del amanecer o pequeñas fuentes de agua que encuentren cerca de la colmena, como ser pozos o charcos.

Abejas-2-780x515No hay vida posible sin abejas ¿Qué hacer?

Cuidados al construir un bebedero para abejas

Las abejas no saben nadar

Construir un bebedero para abejas en tu jardín será de gran ayuda sobretodo en los meses de altas temperaturas, ya que las pecoreras verá simplificada al menos un poco su tarea. Pero debes tener ciertos recaudos para que tu invento no resulte una trampa para estos increíbles insectos.

Las abejas pueden nada por muy poco tiempo y si sus alas se mojan ya no pueden volar. Es importante que tu bebedero para abejas cuente con distintos puntos de apoyo sobre los que puedan posarse sin caerse al agua. El error más habitual es pensar que las abejas no se ahogan, ayudalas colocando piedras, canicas, palos o corchos en tu bebedero para abejas, les sirvirán de puerto para buscar su agua sin complicaciones.

Las abejas toman agua con olor

Acostumbradas a beber de lugares naturales, las abejas encuentran el agua por su olor antes que por su visión. Las pecoreras sienten atracción por el agua con olor a tierra húmeda, a descomposición o a musgos.

Puedes imitar estos olores arrojando un poco de sal al agua, cuando instales tu bebedero para abejas en tu jardín. Luego de que vayan por primera vez, ya recordarán el camino y, además, transmitirán esa información al resto de la colmena.

Elije el lugar perfecto para colocar el bebedero para abjeas

El mejor lugar para colocar un bebedero para abejas es cerca de las flores que ellas visitan habitualmente. Así te asegurarás de que multitud de abejas conozcan de su existencia y lo visiten a diario.

Mantén lleno tu bebedero para abejas

Repón el agua al menos una vez a la semana, y con mucha más frecuencia durante los días de mucho calor, que es cuando las abejas precisan refrescar el aire de la colmena.

No es necesario vaciar el agua, basta con rellenarla con agua fresca y dejar que el exceso se derrame por los bordes del recipiente. Cualquier huevo de mosquito puesto en el agua estancada será arrastrado.

bebederoabeja

5 ideas para crear un bebedero para abejas en tu jardín

  1. Un bebedero de pájaros también puede servir para las abejas: recuerda agregarle algunas canicas o piedritas para que las abejas pueden posarse y no ahogarse. Puede que las mariposas también se sientan atraídas por el agua y por un lugar seco donde pararse a beber.

  2. Un alimentador de colibríes es un buen bebedero para abejas: la lengua de las abejas tiene forma de sorbete para poder introducirla en las flores y extraer el néctar o refrescarse al beber agua. Las abejas, al igual que los colibríes tienen su "pico" largo, así que un comedero para estos pájaros viene super bien para las abejas.
    Recuerda simplemente llenarlo con agua corriente, no le agregues azúcar. En este caso, puede que atraigas avispas, que también requieren agua para poder cumplir con su tarea de polinización y control de plagas.

  3. Recicla un comedero para pollos: al ser colgantes, los comederos para aves sirven como bebederos para las abejas, pues aprovechan la gravedad para mantener los niveles de agua. Tienen además la ventaja de estar diseñados para usarse en exteriores así que durarán mucho más. Siempre añade canicas para cuidar de que las abejas esten seguras y secas.

  4. Convierte una maceta de barro en un bebedero par abejas: el más simple de todos los modelos de bebederos para abejas que puedas imaginar, da vueltas una maceta de barro y coloca sobre ella el platito que la acompaña. Ubicala en un sitio plano de tu jardín y llena el platito de canicas y agua.

  5. Reutiliza recipientes en desuso y crea un bebedero para abejas: lo que se te ocurra puede ser un buen bebedero para abejas: ollas, caceriolas, bandejas para el horno, un frisbee abandonado y reseco.

Te puede interesar

Lo más visitado

Newsletter

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo. Cuidamos tu casilla de correo, no enviamos todos los días y solo lo hacemos cuando hay nuevos artículos.