¿Te animás a vivir un siglo? El Kéfir

Se cuenta que en el Cáucaso sus habitantes viven más de cien años, cobró trascendencia hace unos años el caso de Magomed Labazánov que falleció habiendo alcanzado los 122. En el Valle de Vilcabamba (Ecuador) sus habitantes llegan con facilidad a los 140 años, en algunos casos habiéndoseles caído y vuelto a nacer los dientes tres veces. El popular dicho de mi tía “hay más tiempo que vida” seguramente debe estar en duda en estos lugares.

Alimentación Por: ::: Matías Beltramino ::: 23 de enero de 2020
KEFIR 1

En los casos citados la alimentación saludable y fisiológica cobra un papel de importancia trascendental, basada fundamentalmente en frutas, verduras y frutos secos. Obviamente, nada de azúcares industrializados y mucho menos productos procesados, receta infalible frente a enfermedades de todo tipo, promoviendo un ecosistema corporal limpio y ordenado. Con esta tierra arada, entra a jugar el componente mágico que algunos llaman “el elixir de la vida o la longevidad”, bebida vitalizante para la salud de nuestro sistema intestinal.

Podríamos referirnos a nuestros intestinos como el segundo cerebro, pero es algo que todavía está siendo discutido y genera demasiadas controversias. Lo que si podemos acordar es que debemos cuidar de ellos tanto o más como de nuestra cabeza. En ese plan, vamos a hablar del kéfir, su aporte a nuestro cuerpo y cómo debemos prepararlo.

KEFIR3
El Kéfir es una bebida que se agrupa dentro de los alimentos probióticos, se produce por fermentación y aporta microrganismos benéficos para nuestra flora intestinal. No es un medicamento. Esta bebida para la longevidad se produce utilizando nódulos gelatinosos similares un pequeño coliflor que poseen una asociación entre levaduras y bacterias, generadora de una doble fermentación acido láctica y alcohólica.

Uno de los beneficios principales de beber kéfir es que fortalece nuestro sistema inmunológico, nos desintoxica de enfermedades y regula nuestro tránsito intestinal.

¿Cómo cultivo mi kéfir?

Al momento de preparar nuestro kéfir, podemos hacerlo fermentando en agua, leche o leche de semillas y en jugos de frutas. De todas estas opciones, la que más se recomienda es la que simplemente se realiza a base de agua.

¡Manos a la obra!

  • Conseguite un recipiente de vidrio grande y de boca ancha, no uses de plástico. Un dato a tener en cuenta es que el líquido debe ocupar 2/3 del volumen ya que necesitas dejar espacio libre para el aire.
  • Coloca tres cuchadas de nódulos de kéfir. Podés colocarlos dentro de una bolsita de tul, eso facilitará el posterior proceso. Importante, la cuchara que utilices debe ser de madera o plástico, nunca de metal.
  • Agregá 50 gramos de azúcar, preferentemente mascabo para realzar el sabor. El azúcar activará el trabajo de los nódulos y posibilitará la fermentación. Si los nódulos trabajan de manera adecuada, el sabor dulce debe desaparecer, a más temperatura más trabajan los nódulos y, por tanto, consumen más rápido el azúcar.
  • Troceá y adherí dos dátiles, pasas de uva o higos secos. Estos neutralizan la fermentación alcohólica y brindan sabor a la bebida.
  • Colocá medio limón bien lavado.
  • Agregá un litro de agua de origen confiable y no clorada.

Remover bien con un cucharón, tapar con un tul o lienzo y dejar reposar. Mantener lejos de onda electromagnéticas que pudieran afectar el trabajo de los nódulos. Si quisiéramos podremos colocarlos un rato a la luz solar.

Podemos hacer kéfir de 24, 48 y hasta 72 hs de fermentación. Este proceso nos dará como resultado una bebida con mayor acidez en su sabor.

El proceso finaliza colando el contenido del recipiente y colocándo el líquido en una botella para su posterior consumo. Una vez hecho esto podemos iniciar nuevamente el proceso, con los mismos nódulos.

KEFIR2
Podés conseguir nódulos de kéfir consultando en alguna dietética o herboristería en tu ciudad o bien consultar en internet donde podrás encontrar varias opciones donde adquirirlos.

Si bien el kéfir es un fermento saludable, recordá que siempre es conveniente consultar con un médico, nutricionista o dietólogo al momento de llevar adelante este tipo de cambios en tu alimentación.

Si ya consumís kéfir, podés comentarnos tu experiencia o bien de qué manera te gusta prepararlo.

Te puede interesar

Superluna de las Flores, la última del 2020

Si estuviste prestando atención al cielo, habrás notado algo no tan habitual. Desde el martes la luna permanece llena. Hoy es el cierre de un ciclo que podremos disfrutar nuevamente recién el próximo año

harvest-moon-1828012_1920

Generar gas en casa con basura orgánica

Los desechos de nuestro alimento cotidiano pueden dejar de ser basura para convertirse en el gas que alimente, por ejemplo, nuestra cocina. Una manera simple de reducir la acumulación de desperdicios y cuidar nuestro ambiente

Residuos orgánicos - materia prima del biogás