BioEspecie ::: Vida Sustentable ::: BioEspecie

Cómo germinar semillas de melón ¡rápido y fácil!

El melón es una fruta que se debe cosechar en verano, así que estamos en la fecha ideal para comenzar a germinarlo. ¡Te contamos cómo hacerlo!

Alimentación 29 de noviembre de 2021 ::: Matías Beltramino ::: ::: Matías Beltramino :::
Melón
Germina tus semillas de melón de manera sencilla.

El melón es una fruta muy fácil de germinar, en tan sólo un par de días puedes ver los resultados. Además, puedes hacerlo tanto en tu casa como directamente el lugar de tu patio que hayas destinado a tu huerta. 

El primer paso será hacerte de un melón y extraer de él sus semillas. Puedes hacerlo tomando un pequeño cuchillo de cocina y raspando sobre la zona en la que se encuentran ubicadas, procura colocar debajo algún recipiente plano, trozo de papel de cocina o servilleta. Convenientemente colócalas separadas una de otras, luego ponlas en un sitio seguro de tu casa y déjalas allí reposar un par de días para que se sequen.

Este es un paso que algunos suelen obviar pero que es muy útil cuando optas por no utilizar todas las semillas extraídas y guardar algunas para próximas cosechas.

Una vez que tenemos las semillas secas, vamos a tomarlas de a una y apretarlas suavemente. De esta manera, sabremos cuáles sirven y cuáles no. Si al apretarlas notamos que se hunden, es porque en su interior están vacías y no tienen embrión.

semillas de melon

Pasos para germinar semillas de melón

Tras seleccionar nuestras semillas, vamos a comenzar el proceso de germinación propiamente dicho. Para ello, precisaremos un vaso con agua y una servilleta o rollo de papel de cocina. 

Cómo ya lo hemos hecho germinar la semilla de mango, humedecemos nuestra servilleta en el vaso con agua y escurrimos para quitar el sobrante de agua. 

Tomamos un trozo de papel aluminio, de un tamaño mayor al de la servilleta, lo extendemos sobre la mesa y, en su interior, extendemos la servilleta humectada. Sobre ella, desparramamos nuestras semillas de melón, manteniéndolas separadas unas de otras para que cuando den paso a sus raíces no terminen enredadas entre si. Cerramos la servilleta a la mitad, cubriendo las semillas y presionando para que toda superficie de la servilleta quede en contacto con las semillas y las mantenga humectadas.

Por último, plegamos el papel aluminio sobre la servilleta. De esta manera lo que estamos haciendo es aportándole mayor oscuridad al proceso y conservando aún más la humedad de las semillas, como simulando que se encontrarían debajo de la tierra. 

También puedes colocar las semillas envueltas en servilleta, dentro de un recipiente plástico y envolverlas con un papel film trasparente. De esta forma podrás observar el proceso de germinación.

Las semillas de melón germinan a temperatura ambiente, con lo cual podemos dejar nuestras semillas envueltas en la servilleta y el papel metalizado, en un lugar cálido de nuestro hogar.

En sólo cuatro días ya verás como tus semillas de melón han echado raíces… ¡Así de rápido!

melon en semilleros

Cómo plantar tus semillas de melón

Para plantar las semillas de melón germinadas lo ideal es tomar pequeños recipientes semilleros. Llénalos con sustrato y hazles un pequeño agujero con un palito o lápiz para ir colocando las semillas germinadas, procura no dañar las raíces al plantarlas y que estás queden cubiertas por completo con el sustrato.

Al finalizar humedece el sustrato con un rociador y colócalas en un sitio donde reciban buena luz solar para que puedan desarrollarse cómo corresponde. Recuerda que el melón es una fruta de clima cálido.

Pasados los treinta días, podremos trasplantar las semillas que ya han echado buenas hojas de los recipientes semilleros a nuestro huerto o mesa de cultivo en nuestro patio. Si eliges hacerlo en una maceta, procura que tenga entre 15 y 20 litros de capacidad para que se pueda desarrollar con normalidad.

En el lugar que hayamos elegido hacemos un pozo lo suficientemente grande para que quepa el plantín de melón que hemos preparado. Convenientemente, podemos agregar algo de compost o humus de lombriz a la tierra para que nuestra planta se desarrolle más fuerte.

Cubrimos todo el cepellón con la tierra y regamos para humectar bien toda la superficie del lugar definitivo en el que dejaremos nuestro melón.

Consejos...

Además de ser una planta que requiere de mucha luz solar, también precisa de mucho espacio pues es del tipo rastrera. Puede desarrollarse tranquilamente en una maceta, como dijimos anteriormente, pero debe contar con espacio a su alrededor para expandirse.

El suelo debe esta bien nutrido y contar con buen drenaje pues la planta de melón no soporta los excesos de agua. Un suelo demasiado húmedo terminaría por pudrir sus raíces.

Te puede interesar

Lo más visitado

Newsletter

Recibe los nuevos artículos directamente en tu correo. Cuidamos tu casilla de correo, no enviamos todos los días y solo lo hacemos cuando hay nuevos artículos.